• messenger
  • Preguntas frecuentes
  • Contactenos
  • Rechercher
Close

SOTOZEN-NET > Biblioteca > Sermones > Enero - Ceremonia de bienvenida al Año Nuevo por Issho Fujita

Sermones

Enero - Ceremonia de bienvenida al Año Nuevo por Issho Fujita

¡Feliz Año Nuevo para todos!
Espero que el Año Nuevo les traiga felicidad y buena salud. ¿Cómo ha comenzado este nuevo año?
En la tradición Soto, celebramos el día de Año Nuevo en los monasterios de formación en Japón mediante la realización de ceremonias especiales, tales como Saicho Ninji (saludos matinales del Año Nuevo), Gakyaku Settai (recepción de visitantes), Daihannya Tendoku (lectura ceremonial del Sutra de la Perfección de la Sabiduría). En el Saicho Ninji, los chiji (representantes) y los choshu (prefectos) expresan al unísono sus felicitaciones formales al abad con las siguientes palabras:

Este día en que se renueva el año es una ocasión propicia; humildemente expresamos nuestras felicitaciones. En estos días el clima está extremadamente frío, con nuestra más deferente consideración para con usted, Reverendo Abad, respetuosamente quisiéramos preguntarle si todo va bien.

En este momento en que damos la bienvenida al Año Nuevo, debemos investigar el sentido profundo detrás de "este día en que se renueva el año es una ocasión propicia." Aquí recuerdo uno de los versos de Daichi Zenji, titulado Gantan (El día de Año Nuevo).

Si alguien me pregunta: "¿Cuál es el Dharma del Buda al comienzo del año nuevo?"
Abriría la boca para pronunciar: "no existen palabras que puedan expresarlo."
Con la llegada del Año Nuevo, se pone de manifiesto el verdadero rostro de la primavera en el mundo que nos rodea.
Miren al ciruelo de diciembre recién florecido porque han soplado los vientos primaverales (Nada se esconde. No hay necesidad de utilizar palabras.)

Los buenos augurios de cada Año Nuevo residen en el sentimiento de renovación y frescura cuando le damos la bienvenida al comienzo del año nuevo. Pero en Zen debemos vivir cada día como si fuera el día de Año Nuevo ¿no es verdad?
Nos alimentamos diariamente. Si nuestra práctica es consumir alimentos, debemos tomar cada comida con una actitud totalmente renovada al igual que si se tratara de la primera comida (y la última) en nuestra vida. Nos sentamos en zazen cada día. Pero deberíamos sentarnos en zazen como si lo hiciéramos por primera vez en nuestras vidas. Si el zazen se convierte en una costumbre para nosotros y perdemos la frescura en nuestra actitud, deja de ser una práctica. Simplemente se torna en un "trabajo rutinario".
Por lo tanto, "el Dharma del Buda del Año Nuevo" es la práctica del Budismo de vivir todos y cada uno de los días como si fuera el día de Año Nuevo. Cuando cada día es un día auspicioso, nuestra vida por completo se tornará auspiciosa y un motivo de satisfacción. Todos los días son prósperos y no sólo el día de Año Nuevo. Es realmente auspicioso que cualquier día sea propicio.

Nos reunimos nuevamente cada día. Ésta es la actitud correcta para la vida en este mundo transitorio. Todo se encuentra en constante cambio, nunca se detiene. Nunca seremos capaces de vivir el mismo día dos veces. Cada día es el primero y el último para nosotros. Debemos inventar nuestro único y propio "HOY" con aires totalmente nuevos, sin imitaciones ni repeticiones. Momento a momento debemos renovarnos para dar lugar a un "día de Año Nuevo".
He aquí uno de los Jodo de Dōgen Zenji (Discurso en la Sala del Dharma) en el primer día del año proveniente de Eihei Koroku (Archivo extenso de Dōgen).

Hoy es el principio de un nuevo año [1241] y también un día con tres mañanas. Digo tres mañanas porque es el inicio del año, el inicio del mes y el inicio del día.
He aquí una historia. Un monje le preguntó a Jingqing Daofu: "¿Hay Dharma del Buda al comienzo del año nuevo o no?"
Jingqing le dijo: "Sí hay".
El monje le preguntó: "¿Cuál es el Dharma del Buda al comienzo del año nuevo?"
Jingqing le dijo: "El Año Nuevo comienza con una bendición y las diez mil cosas son completamente nuevas."
El monje le dijo: "Gracias maestro por tu enseñanza."
Jingqing dijo: "Este viejo monje hoy perdió la ventaja."
Un monje le preguntó a Mingjiao Zhimen Shikuan: ¿"Hay Dharma del Buda
al comienzo del nuevo año o no?"
Mingjiao le respondió: "No hay".
El monje le dijo: "Cada año es un buen año, cada día es un buen día. ¿Por qué no hay [Dharma del Buda al comienzo del año nuevo]?"
Mingjiao le dijo: "El viejo Zhang bebe y el viejo Li se emborracha."
El monje dijo: "Gran Anciano, [tú eres como] una cabeza de dragón y una cola de serpiente."
Mingjiao dijo: "Este viejo monje hoy perdió la ventaja."
El maestro Dōgen dijo: [Los dos maestros] dijeron lo mismo: "Hoy este viejo monje perdió la ventaja".
Al oír esta clase de historia, muchas personas dicen: "Estas son buenas historias acerca de [maestros] que pierden la ventaja [en un diálogo]." Este monje de montaña [Dōgen] de ninguna manera está de acuerdo. Aunque Jingqing y Mingjiao hablan de una pérdida, todavía no ven una ganancia. En el supuesto que alguien me preguntara a mí, Kōshō, si hay o no Dharma del Buda al comienzo del año.
Yo le diría: Hay.
Supongamos que el monje responde: "¿Cuál es el Dharma del Buda al comienzo del año nuevo?"
Este monje de montaña le diría: Que todos y cada uno, ya sea estén sentados en tranquilidad o parados, reciban diez mil bendiciones.
Supongamos que el monje dice: "En ese caso, siguiendo ese dicho, practicaré."
Este monje de montaña le diría: Hoy yo, Kōshō, tengo ventaja tras ventaja.
Ahora por favor practiquen.

[traducción de Taigen Dan Leighton y Okumura Shohaku]

Me gustaría que reflexionaran sobre esta presentación de Dōgen Zenji sobre "El Dharma del Buda al comienzo del Año Nuevo".

¡Los invito a que este año hagamos un esfuerzo sincero para enriquecer y renovar el eternamente antiguo Dharma del Buda ("Ciruelo de diciembre") y así florezca en una nueva y fresca forma durante el 2012!