• messenger
  • Preguntas frecuentes
  • Contactenos
  • Rechercher
Close

SOTOZEN-NET > Práctica> El calendario del Soto Zen > Invierno > O-misoka

O-misoka

Fin de Año 31 de diciembre

Eiheiji:

El 27 de diciembre tiene lugar la ceremonia del amasado de mochi (arroz cocido machacado), durante la cual se preparan grandes cantidades de mochi. Ese día se preparan tres tipos de mochi. Uno es el mochi con forma de espejo tradicional, que se ofrece a las estatuas del Buda entronizadas en el templo. Al segundo tipo de mochi se le llama jubyo (mochi de la longevidad). Éstos se regalan a los maestros zen del monasterio para desearles una buena salud. El tercer tipo de mochi es para que los coman los monjes durante los primeros tres días del año nuevo. A las seis en punto de la tarde de ese día, los monjes se reúnen en la cocina del templo en un edificio llamado Kichijo-kaku. Comienzan a amasar el mochi después de rezar por la buena salud de sus maestros, así como por la del resto del templo. Utilizan cuatro morteros grandes para preparar más de 500 piezas, desde las muy grandes hasta las más pequeñas. Es un acontecimiento bullicioso en el que los monjes, normalmente tranquilos, se alborozan, sonríen y gritan mientras amasan en una cocina cubierta de harina blanca.

Al final de diciembre tienen lugar una serie de acontecimientos de fin de año. Acontecimientos tales como el amasado de mochi, limpieza general, petición de limosna para los necesitados y el tañido de la gran  campana durante la víspera de Año Nuevo. El fundador, Dôgen, dijo una vez en su sermón de víspera de Año Nuevo que uno debería lograr la maestría en su disciplina antes del final del año, de lo contrario la práctica diaria de los últimos 360 días habría sido en vano. Esto es un recordatorio de la importancia de cada día.

La mañana del día de Año Nuevo comienza a las 3 a.m. en Eiheiji. Los monjes meditan pronto después de levantarse, comenzando su nuevo año respirando aire fresco, frío, casi primaveral.

Durante los primeros tres días del Año Nuevo hay una serie de ceremonias de Año Nuevo conocidas como shusho-e (Ceremonias de Año Nuevo). El 1 de enero se recitan sutras de los seiscientos pergaminos budistas y los monjes rezan oraciones por el florecimiento del Dharma, la paz del mundo, la prosperidad de la gente y la paz de la nación. El 2 de enero es una ceremonia en la que se recita el gran sutra Prajna-paramita (Hannya Kyo) y el 3 de enero tiene lugar una ceremonia de alabanza al Buda (tanbutsu-e). Cada día, más de diez mil devotos acuden a recibir las bendiciones del Buda.

Hasta mediados de enero, tienen lugar ceremonias tales como el Jinjitsi-en (juegos de entretenimiento por y para los monjes que son separados en grupos de acuerdo al dormitorio), y la primera ceremonia de caligrafía del año. La ceremonia de entretenimiento en particular resume la atmósfera festiva del Año Nuevo y en ella se manifiestan las personalidades de los monjes y el humor de cada dormitorio.

Sojiji:

Una vez que termina la semana del Gran Zazen de diciembre (rohatsu sesshin), tienen lugar preparaciones de Año Nuevo tales como la limpieza de fin de año, el amasado del mochi y la preparación de la ceremonia de Año Nuevo. Al final del año los monjes piden limosna para los necesitados. Los monjes fabrican su propio calzado, que simboliza una base firme para la mente y el cuerpo y deambulan por la ciudad de Tsurumi.

El 31 de diciembre los monjes deben estar en la cama antes de las 6 p.m. y volver a levantarse a las 11 p.m. de esa misma tarde al sonar la campana preparada para el Año Nuevo. La puerta de estilo chino llamada Mukai-karamon, que normalmente permanece cerrada, se abre un cuarto de hora antes de la media noche. La campana comienza a sonar. Se dan 108 golpes de campana que simbolizan la erradicación de los deseos terrenales. Sojiji permite además a cada visitante un toque de campana. Dado que se trata de una época del año propensa a que haya incidentes inesperados y desastres, esta es una buena oportunidad para que los visitantes hagan sonar la campana con la esperanza de que sus deseos mundanos desaparezcan y de que tengan un buen año nuevo.

Un cuarto de hora después de la medianoche del día de Año Nuevo tiene lugar la primera ceremonia del año, conocida como el Magnífico Servicio de Año Nuevo (Hatsumode-daikitoukai). Todos los monjes que sirven en el templo se reúnen en la sala del Fundador. La ceremonia es conducida por el líder de los Maestros Zen, con oraciones para la seguridad del templo, la felicidad de la gente y la paz de la nación. Después de esta ceremonia se celebran otras en los recintos del templo, en lugares como Koshakudai, donde está entronizado Daikoku, el dios de la prosperidad, y Sanpo-den, donde está entronizado Sanpo Daikojin, el dios local del templo. El 1 de enero se llena con las voces de los monjes que cantan, recitando sutras budistas en el templo.

After New Year, comes the coldest season. According to the lunar calendar, Shokan (lit. small coldness) sets in the middle of January. The monks gather winter alms in the coldest season of the year until February 2nd. During this period, after the afternoon service, more than 100 monks set out in straw sandals and traditional gloves for the neighboring town, Tsurumi where they beg for between an hour and a half and two hours.