• messenger
  • Preguntas frecuentes
  • Contactenos
  • Rechercher
Close

SOTOZEN-NET > Actividad > Trabajo Misionario Internacional > Comunidad budista Soto Zen de Hawaii

Comunidad budista Soto Zen de Hawaii


Cada año, un gran número de miembros participa en las ofrendas de O-bon a los antepasados en Shoboji.

Situadas en mitad del océano Pacífico, durante muchos años las islas Hawaii han sido lugar de importantes intercambios culturales entre Oriente y Occidente. Hawaii también es muy famoso como paraíso tropical, y está considerado en todo el mundo como un destino vacacional ideal. Hawaii ha generado su propio estilo de vida, integrando su propia herencia isleña con culturas y costumbres diferentes traídas por diversos grupos inmigrantes. El budismo, que llegó a Hawaii con los inmigrantes japoneses, forma parte del escenario espiritual y cultural del archipiélago desde hace más de un siglo. Los templos budistas asumieron papeles vitales para atender las necesidades espirituales y culturales de los primeros inmigrantes japoneses que, a pesar de las severas condiciones laborales, constituyeron la columna vertebral de la industria azucarera de Hawaii. En la actualidad, la población japoamericana de Hawaii está compuesta por individuos derivados principalmente de la tercera y cuarta generación. Si bien el budismo continúa jugando un papel importante en la sociedad hawaiana, aún así, resulta obvio que las generaciones contemporáneas están perdiendo los valores culturales tradicionales transmitidos por las generaciones anteriores. Esta situación de declive plantea un reto crucial para los templos budistas actuales: ¿Cómo hacer para que el budismo y las tradiciones japonesas continuen siendo relevantes y vitales para las generaciones actuales y venideras de japoneses en Hawaii?.

Los templos budistas de Hawaii se fundaron tras un acuerdo firmado por los gobiernos hawaiano y japonés en 1885. Los primeros inmigrantes sintieron la necesidad del apoyo de su fe budista, y solicitaron a sus respectivos templos centrales de Japón que vinieran clérigos budistas a Hawaii. En otros casos, algunos sacerdotes budistas viajaron a Hawaii por su propia inciativa, pues conocían las dificultades experimentadas por los primeros inmigrantes. Dichos sacerdotes residían en las zonas de origen de los inmigrantes. (En el caso de la Escuela Zen Soto, las dos zonas integraban las prefecturas de Hiroshima y Yamaguchi). En ambos casos, los templos y las salas de reunión se construyeron gracias a los fondos de los primeros inmigrantes, y pronto tales edificios se convirtieron en la base para los "Kenjin Kai," o asociaciones integradas por personas de la misma ciudad de origen. Como tales, los templos budistas asumieron la enseñanza del idioma japonés para los hijos de los inmigrantes. Muchos templos iniciaron escuelas de japonés y clases de cultura japonesa en sus instalaciones. A través de estas actividades, los sacerdotes budistas no solo se convirtieron en líderes espirituales, también fueron educadores de cultura japonesa. Asimismo, es imporante destacar la infatigable labor llevada a cabo por las esposas de los sacerdotes; juntos colaboraron para realizar las diversas tareas del templo.


En 2001, la misión de Hawaii celebró ceremoniasconmemorativas preliminares por el 750 aniversariode la entrada en el Nirvana de Dogen Zenji.

La Escuela Zen Soto comenzó su difusión de forma muy similar a otras escuelas budistas. En el 1903 se fundaron los primeros centros, esparcidos por las principales poblaciones del archipiélago. Tras asegurar su fundación, en 1921, la Escuela Zen Soto celebró la ceremonia de inauguración del templo principal en Honolulu (Honolulu Betsuin). Arai Sekizen Zenji, abad del templo principal Sojiji de Japón, se desplazó a Hawaii para la ocasión. Tras este auspicioso acontecimiento, Arai Zenji permaneció en Hawaii visitando los diversos templos de la Escuela Zen Soto ubicados en el archipiélago, presidiendo igualmente el "Jukai-e" (ceremonia de iniciación a los preceptos) para sus miembros. A causa de su esfuerzo y dedicación, Arai Zenji es venerado como maestro pionero por la comunidad Zen Soto de Hawaii hasta la actualidad.

La comunidad budista Zen Soto de Hawaii, con su trayectoria arriba mencionada, inserta su sede administrativa en la misión de Hawaii, Betsuin Shoboji, ubicado junto al consulado de Japón, en el área central de Honolulu. Tras numerosos cambios, un total de nueve templos de la Escuela Zen Soto han servido a sus miembros durante más de un siglo. Los nueve templos son: Shoboji y otros tres templos en Oahu (Taiheiji en Aiea, Taiyoji en Waipahu y Ryusenji en Wahiawa); Mantokuji en Maui; Guzeiji en Molokai; Zenshuji en Kauai; Taishoji en Hilo y Daifukuji en Kona, en la Gran Isla de Hawaii.

Hasta la fecha, ha habido tres Sokanes, que también han servido como sacerdotes principales en el Sotoshu Betsuin de Hawaii: Rev. Hosen Isobe (1918-1922), Rev. Zenkyo Komagata (1938-1970), Rev. Zenshu Komagata (1972-1975), Rev. Koryu Oyama (1975-1981) y Rev. Gyokuei Matsuura (1981-1997).

Desde 1997, el sexto y también actual director, Rev. Jiho Machida, continua al servicio de la comunidad budista Zen Soto de Hawaii para su difusión. El papel de la comunidad se ha ampliado desde la designación del director actual. En años recientes, dos acontecimientos transcendentales, la "750 celebración conmemorativa en Hawaii por Dogen Zenji" y la "celebración para el centenario de la Sotoshu en Hawaii" fueron planificados y organizados por el actual Sokan. Ambos acontecimientos constituyeron éxitos de gran estímulo. Asimismo, en años recientes, cada templo celebró con éxito su propio aniversario. Nuestra memoria guarda el vivo sentimiento de que la Escuela Zen Soto ha dado un paso firme hacia el futuro.

Desde sus orígenes, todos los templos de la Escuela Zen Soto de Hawaii fueron establecidos y recibieron su manutención gracias a las contribuciones financieras de sus propios miembros, particularidad que hace únicos a los templos del archipiélago, ya que cada templo goza de autonomía para su propia gestión. Sin embargo, dado que dichos templos se adhieren a las mismas doctrinas de la Escuela Zen Soto, se creó la organización "Asociación para la Misión Soto de Hawaii". Los miembros de dicha organización están constituidos por sacerdotes y miembros delegados designados por cada templo. Esta Asociación se reúne dos veces al año y tiene como objetivo establecer relaciones de confianza mutua entre los templos del archipiélago. Otra organización significativa es la "Asociación de mujeres unidas de la Sotoshu de Hawaii", que, además de servir como organización rectora donde integra a mujeres de cada templo, también ofrece oportunidades para el intercambio de ideas entre las mujeres miembros, estimulando así un papel mas relevante en las actividades de cada templo. La función ejercida por las mujeres de los templos locales es otra característica única de la Escuela Zen Soto de Hawaii. Es bien sabido que sus contribuciones resultan vitales para el éxito de las múltiples celebraciones y actividades de cada templo.

A lo largo de sus cien años de historia, la Escuela Zen Soto de Hawaii ha seguido fielmente los principios doctrinales establecidos por el "Shushogi". En especial, tras la presencia de Arai Zenji en el archipiélago, cada templo estableció su propio "Busshin Kai" (Asociación de la Mente del Buda) y enfatizó la práctica del "Zenkai Ichinyo" (La unidad de Zen y Preceptos). En América del Norte y Europa, la práctica de Zazen (meditación sentada) constituye el principal centro de atención del Zen. Sin embargo en Hawaii, los sacerdotes Zen Soto participan de las vidas de los miembros y asumen el papel de guías espirituales para que sus integrantes puedan alcanzar la paz.

En la actualidad, la edad media de la mayoría de los miembros es de 75-80 años. Existe un sentimiento de urgencia por idear planes y estrategias para sumar miembros activos de todas las edades y etnias. Aún es pronto para saber si la próxima generación adoptará el budismo (Escuela Zen Soto) o no, ya que la transición desde "la religión del hogar" a "la religión del individuo" aún no se ha dado completamente entre la población budista de Hawaii. Resulta imprescindible que nuestros esfuerzos de difusión se centren en la creación de un budismo más relevante y familiar entre los jóvenes. Para conseguir este fin, los sacerdotes budistas nacidos en el archipiélago, que hablan el mismo idioma y entienden las costumbres, tradiciones y estilo de vida locales, son una necesidad urgente. La comunidad budista Zen Soto de Hawaii tiene el deber de formar a dichos sacerdotes con el propósito de atender las necesidades de la población multirracial de las islas.

Dogen Zenji abandonó Japón para estudiar en China, con el fin de mejorar su comprensión del budismo. A su regreso a Japón, inauguró un monasterio e instruyó a la siguiente generación de maestros Zen, sin necesidad de tener que enviarlos a China. Dicha situación también es idéntica en Hawaii. Es una tarea crucial la educación de nuestros propios sacerdotes en las tradiciones y estilo de vida locales; con ello podremos establecer una Escuela Zen Soto con firme raigambre en Hawaii. La comunidad budista Zen Soto de Hawaii para la Difusión, gracias a la estrecha comunicación con cada sacerdote y su templo, continuará realizando esfuerzos para ser una institución que brinde paz a todos sus miembros.

Comunidad budista Soto Zen de Hawaii

Comunidad budista Soto Zen de Hawaii
(Mision Soto de Hawaii, Shoboji).


Al igual que en Japón, la danza del O-bon constituye un acontecimiento festivo en Hawaii.

Soto Zen Buddhism Hawaii Office Details

view map
Hawaii
Dirección: 1708 Nuuanu Avenue, Honolulu, HI 96817 U.S.A.
Teléfono & Fax: 1-808-538-6429
Mail: info@sotozenhi.org
  • Director
  • Rev. Shugen Komagata
  • Assistant Directer
  • Rev. Shuji Komagata
  • Adminidtrative Secretary
  • Rev. Shinryu Hoshino
  • Rev. Shinsho Hata